domingo, 8 de mayo de 2016

Mayo

Desperté hundido en el rosal
el tiempo se resbaló con angustiosa facilidad
¿Por qué no he de ser como el soldado
sin esperanza, sin más ambición que la de no morir?
La afrenta, la falta de probidad, el temor de dios
que caerle bien a todo
que ser correcto y piadoso
nada de eso. Nada de eso para mi.
Nada de eso para nadie.
Solo quisiera a veces ir al frente sin más que mi fusil
sin más armadura que estos inertes versos que no sirven de nada
si ya perdí todo tipo de guerras.
Esta es solo una más

O al menos de eso me intento convencer.

No hay comentarios: