lunes, 18 de julio de 2016

VI

¿Que tal si solo soy un espectador de tu vuelo sideral?
¿Que tal si solo me encuentro mirando detrás del cristal?
Siento a veces que nos separa una delgada pero firme capa.
No te puedo tocar, no te puedo sentir
¿Y tú? tú no sabes nada de mí.
No sé de que lado del tablero estoy
quizás soy una pieza guardada
esperando cambiar por peón.
Quisiera muy firmemente entrar a tu juego
quisiera pensar que tengo el fulgor
la pasión necesaria, infinita como los destellos de tu pelo
como la calma de tu voz

Pero el miedo me corroe, no soy de este mundo
no soy de tu mundo
estamos separados tras el limpio y cruel cristal

No me puedes ver, no te puedo tocar.

No hay comentarios: