martes, 30 de agosto de 2016

Psique II

Ahora intento pensar en la pista de hielo, pero esta perdió su consistencia
ahora me sumerjo en ella. Es de temperatura agradable.
Veo a la gente nadar y bailar, pero no las veo con envidia ni lástima.
Yo sigo solo, pero me siento como si volara, en paz.
Es extraño, ya no tengo frío ni angustia.
Me gustaría nadar con alguien más, pero no tengo problemas en seguir así.
Después de todo, una de mis cosas favoritas es flotar.

martes, 16 de agosto de 2016

Loop

Confieso que hoy quise hablarte. Esperaba hacerlo, de hecho.
Pero en cuanto me acerqué a ti mi mente esperaba una sonrisa. Puede ser porque la única manera de sacarte una es que sea una "de vuelta". Pero sabes bien que mi timidez me impide hacer esa mueca.
Me cuesta tanto ya hablarte. En un tiempo fue tan sencillo. Pero tus silencios fueron tan crueles.
Quise decirte que te ves bien de lentes. Un "te ves bonita" habría sido mejor.
Pero todo es tan pesado, tan comprometedor. Y de paso yo creo que ya tu sabes.
Y si no lo sabes, lo sospechas. Y si lo sospechas sin sonreírme de vuelta es porque no te agrada.
Y me duermo mil veces pensando en eso
Que no te agrado. Que no te debería volver a hablar.
Todo hasta que te veo. Te veo y vuelve a cero.
Vuelve a cero esperando esa sonrisa de vuelta, para decirte que te ves bien de lentes.
Para decirte que te ves bonita.

martes, 9 de agosto de 2016

Busqueda

Los caprichos y yo
la adolescencia y yo
tu sonrisa destruyendo el cristal en los sueños
en mis sueños
por eso busco el estado de inconsciencia
el ciclo que me permite recordar la imagen idealizada
lo que recuerdo
como te construyen mis recuerdos
tu voz resonando en un loop infinito
evitando la maldita alarma
evitando despertar
evitando vivir
evitando la realidad

Desde que sé de ti solo siento frío
solo siento hambre
solo siento sueño
como una abstinencia eterna
como una búsqueda desesperada
como una soledad con contenido

Por ti ya no tengo pesadillas, pero solo quiero vivir en sueños.

jueves, 4 de agosto de 2016

Amargo

Estoy en el puerto y veo los barcos marcharse.
Es difícil asumir que uno perdió, que las cosas no fueron como uno quiso.
Nuevamente tengo la sensación que los malos siempre ganan. Nuevamente me golpearon. Me dejaron en el piso, llorando a mares.
Pero ahora no lloro ni siento dolor, solo ese vacío.
¿Es todo tan lleno de nada? ¿Es la desilusión tan grande que extirpó mi sentido de la justicia?
Intentar hacer lo correcto, pelear por los ideales, pelear por la honra de uno mismo. Todas las batallas perdidas, todas y cada una.
Me veo en la habitación desarmada, haciéndose cada vez más grande, con más ropa tirada.
Ya a veces me cuesta salir de casa. No veo solución temprana que no sea escapar, otra vez.
Escapar como siempre.