martes, 30 de agosto de 2016

Psique II

Ahora intento pensar en la pista de hielo, pero esta perdió su consistencia
ahora me sumerjo en ella. Es de temperatura agradable.
Veo a la gente nadar y bailar, pero no las veo con envidia ni lástima.
Yo sigo solo, pero me siento como si volara, en paz.
Es extraño, ya no tengo frío ni angustia.
Me gustaría nadar con alguien más, pero no tengo problemas en seguir así.
Después de todo, una de mis cosas favoritas es flotar.

No hay comentarios: