miércoles, 26 de octubre de 2016

27

No puedo asumir nada si me hago adicto a mirarte de lejos
Es única tu capacidad de desarmar mi castillo de cartas con tu mirada
De callar mi boca y encender mi mente.
Acelerar los latidos, las voces en mi interior.
He soñado varias veces contigo, pero siempre estás lejos.
He avanzado cantidades maratónicas
y he recibido las peores golpizas.
Y aún así estás lejos.
Y aún así sigo padeciendo las pruebas.
No soy Hércules, pero si supiera que eso nos acercaría, las haría gustoso.

Aunque fuese en sueños.
Aunque fuese mentira.

No hay comentarios: