miércoles, 31 de mayo de 2017

La melancolía

Lo primero que se me ocurrió fue el título.
También pensé en encabezarlo con un saudade, pero hubiese sido solo con fines ególatras y sin oficio.
Esta madrugada ya me parece eterna, más que las otras aún. Es obvio que es un día especial. Nunca más olvidaré ningún 31 de Mayo
Mi segundo 315 que pasé con A. ya estaba sufriendo nuestro -muy posterior- quiebre. Es como si hubiese estado escrito y cada célula de mi cuerpo lo hubiese sabido.
Desde que nos vimos estábamos destinados a perecer como ente único. Lo que el diablo junta que lo separe dios. Lo que los dioses dicen es la verdad. Es imposible arrancar del juicio divino.
Lo nuestro era algo ilícito, que nunca debió haber sido. Era imposible. No sé las razones, son solo sensaciones.
Quizás en eso equivoco, en intentar abrir la puerta que me devuelta a un mundo parecido al que vivía con ella. Y ese mundo era el equivocado.
O quizás solo es mi adicción a eso.
A eso lo que los hombres llaman melancolía.

lunes, 29 de mayo de 2017

Hol

Me estoy sintiendo tan solo que ya me parece una sensación normal
¿Lo es?
Ojalá no, sería decepcionante la vida así.

jueves, 18 de mayo de 2017

S mil.

Estoy creyendo peligrosamente que lo que me fascina de ti es que me haces sentir peor que un perdedor de película gringa.
Y todo eso sin mover un dedo.
También me es pertinente confesar que mi dolor favorito es el que me provoca vigilarte en silencio y agonizando desde ese espejo de mi lugar de estudio. Y es que pasaría por mitad del infierno solo para observar nuevamente tu rostro de perfil.
¿Será pecado hacer eso? Espero que sí. Espero firmemente que sí

lunes, 15 de mayo de 2017

Credo

Yo ya no creo en casi nada.
Cada vez voy derribando ídolos y becerros de oro en mi alma
Lo importante es no dejar de creer en uno mismo, me acaban de decir
El primer dios del que me hice ateo fui yo mismo,  respondí.

sábado, 15 de abril de 2017

A.

Me alegra saber que aprendiste a sonreír, Fue algo que nunca logre ver mientras estuvimos juntos.
Te cuento que han pasado muchas cosas desde que te fuiste. Te odié, te odié y te odié.
Deberías haberlo adivinado, o al menos haberlo leído. Creo que no te odio, pero siempre tendré un poco de pica contigo. Que lata haberme tratado así, pienso yo.
Te cuento que estoy más feliz que nunca y a la vez estoy tocando el fondo del mar.
Mis madrugadas son fuertes y vivo al límite de la moral cristiana, pero sigo siendo bueno. Creo. Creo que siempre lo he sido. La maldad no es para mi. La revancha no es para mi. No puedo ser el malo de la película. Tengo el corazón herido y aun así sigue blando y cálido.
Te cuento que a veces llego a extrañarte, y me juzgo por eso. Te encuentro linda, siempre lo hice, incluso cuando te odiaba. En eso soy objetivo.
Te cuento que a veces quiero hablarte, pero eso solo me haría daño y sería contradecirme, sería retroceder casi dos años, sería aceptar que decidí arruinar nuestras vidas por algo erróneo. Y esa es una idea equivocada.
Lejos estamos mejor, creo. Aunque no se me note en la cara. Aunque me veas como un eterno fracaso.

domingo, 26 de marzo de 2017

"Porque si todos somos un poco una mierda en el fondo, ¿a qué jugamos siendo jueces de los demás? Quizás eso mismo que condenás en el otro es lo mismo que vos dirías si cometieras el error de decirlo. Es una justicia falsa."

Carca
Anoche entré a un antro de lo más decadente que hay.
Es obvio que todo ese trayecto maldito fue producto de la soledad. Cualquier cosa sin explicación aparente lo es.

lunes, 20 de marzo de 2017

H. A

Cuando sea el fin del mundo, momentos antes del juicio final, existirá un silencio intenso y embriagador.
La soledad se apoderará de los corazones y una especie de vacío se encargará de aislar a los imputados.
Bajará el gran tribunal celestial y ahí no existirán ni abogados, ni sistema.
Solo uno frente al gran juez.
y ahí estaremos todos, como unos desconocidos.
Te preguntarán por los daños causados, por la sinceridad expresada y solo tu mirada te defenderá.
No existirá apelación alguna. Solo una oportunidad.

Si me preguntan, creo que me iré al infierno.
Si me preguntan, creo que nunca antes me habré sentido más acompañado.

sábado, 11 de marzo de 2017

manifiesto #23

Como será vivir sin que te hierva la sangre?
Sin vivir con el corazón saliendo por la garganta?
Me cuesta entender las formas de vida tan pacíficas, tan sosas.
Cada mirada que lanzo al mundo real son estímulos a las venas
como choques eléctricos que nacen a cada segundo
no podría entenderme viejo, lento, sin pasión
La verdad es que tengo demasiados defectos, pero dentro de todo rescato
el vivir cada momento como si fuese el último
tener lenguas de fuego al rededor de mis piernas
correr como si se acabara la vida
hablar como si fuese a quedar mudo
ver como si pronto me volviese ciego
amar y odiar como si pronto me muriese

viernes, 3 de marzo de 2017

Mundo Real

Al final todo es desilusión.
Le echo la culpa a eso mi estado actual.
Ya no estoy triste, ya no quiero morir.
Ya a veces ni siquiera siento pena.
Pero es tal la falta de motivación.

Quiero ser realmente abogado?
Quiero ser realmente otro adulto chileno promedio?

Quiero realmente seguir siendo como soy. Seguir proyectando la imagen que doy?

Quiero realmente seguir portando mi nombre y mi historia?

Esperaba cosas distintas, pero si, debo reconocer que tuve miedo y fui cobarde.

Siento que pago los platos rotos ahora, que la juventud se va conmigo firmando un empate.

Luego recuerdo que siempre tuve el instinto de ofrecer tablas cuando iba ganando algún duelo apretado de ajedrez. Ahí los empezaba a perder.

W1

Ahí apareció de nuevo la vieja estrella fugaz.
Y la veo desde la ventana de mi prisión.
Me transporto afuera y sueño una vida distinta, una vida mejor.
Es una especie de doble vida. Te quiero ver, pero me siento miserable.
Quiero hablarte, pero me aterra.
Aun así, no sé, pensé que ya había pasado la hora de contemplar tu estela.
No lo sé ya, últimamente me siento nebuloso y poco concreto.
Solo vivo en las almas y en las sombras.
En el rumor del murmullo de este mundo por la mañana.

Hasta que se esconde el sol.

lunes, 27 de febrero de 2017

Mierdaenlacabeza

Debería estar durmiendo, pero no les pasa que la noche es más entretenida cuando te niegas al sueño?

Es cuático, debería aprender a redactar.


domingo, 19 de febrero de 2017

Fantasmas culiaos. Déjenme tranquilo.

viernes, 17 de febrero de 2017

Desahogo necesario

Por cosas del destino vi entre el respaldo que me entregó mi hermano unas fotos antiguas.
Esas fotos correspondían a fotos con A. antes del quiebre definitivo.
Esas fotos me llevaron al pasado, a intentar reconstruir un poco todo en mi cabeza.
Busqué y releí nuestras conversaciones del último tiempo y al principio me dio nostalgia. Hubo re buenos momentos y no los he vuelto a vivir. Siempre he sido un tipo solitario y esa relación causó una excepción en mi naturaleza de vida.
Pero luego de cierta añoranza de pronto volvió lo que pensé que pasaría. Un mar de rabia, tenue, pero rabia al fin.
La verdad es que siempre he pensado que no soy perfecto: Soy gordo, soy llorón, tengo debilidad de caracter y me cuesta decir que NO. Pero a pesar de todos mis defectos siempre di todo de mi. Lo mejor posible, sin traicionar, sin vender mi amor.
No sé si A. dio lo mejor de ella. Pienso mucho que no, todo en base al daño y el poco respeto que le tuvo a la relación y a lo que entregué como pareja. Y SI llegara a ser cierto, que triste sería. Si eso es lo mejor de alguien, no me imagino que es lo peor.

Ahora tengo una mezcla de añoranza y rabia. No fue el mejor ejercicio.
Pero nadie puede borrar el pasado.

sábado, 11 de febrero de 2017

15 o 18

Dejé de llevar la cuenta en algún momento. En ese instante estaba tan borracho que ya ni siquiera me importaban los números.
No soy bueno recordando tanto las situaciones, solo las sensaciones. Supongo que me sentí ahogado.
Era de noche, era tarde y hacía frío. Pero eso no era malo.
Creo que mi cabeza esta cada día más vacía o solitaria. No sé. En algún momento iré tan lejos con mi máquina de rapar que terminaré mostrando mi cerebro. (Como si ya no fuese suficientemente transparente)
Ni siquiera se a ciencia cierta que día és. Estoy como atrapado en un eterno 48 de Febrero. Me siento en la etapa 0-1 de cada juego. No sé a que vivo, no sé a que huelo.
La gente le dice a esto estar en crisis, yo le digo estar en la mierda.

No estoy mal, solo estoy en la mierda.
No sé si se entiende.

lunes, 30 de enero de 2017

Adolescente

Cuando era pequeño me solía situar con cierta superioridad moral.
Era adolescente pero al parecer el cansancio hacía que mis hormonas no brotaran como lo hacían en mis compañeros. Después de todo dormir 3 horas al día no suele parecer sano.
Recuerdo muy bien que tenía una idea extraña de amor romántico, el cual como pueden adivinar nunca llegó en esas épocas.
Solía idealizar a las niñas que no conocía. Examinaba sus perfiles e idolatraba sus siluetas.
Las construía por su tono de voz y lo poco que sabía de ellas, me enamoraba de lo que yo creía que eran.
Mis compañeros solo hablaban del placer. Y yo solo vivía en la idea. Me sentía a gusto, me sentía superior. Aunque estaba solo. Y esos animales y bestias siempre tenían compañía.
Ahora soy todo lo que aborrecí en algún momento, pero perdura lo que me atormentaba en esa época. Aquella soledad indestructible, el caminar cabizbajo y la sombra sin figura.


domingo, 29 de enero de 2017

Ojos del salado

El placer está en psicopatear.
En ver cuando nadie te está viendo
En observar cuando nadie sabe que tus ojos existen
En ser una sombra que solo se ve de noche
En cubrirse con el manto del imaginar
Y quedarse con el hecho que de ese crimen
Nadie, absolutamente nadie te va a encontrar

jueves, 26 de enero de 2017

What wea

Hay veces en que siento una soledad abrumadora.
Tal como si hubiese debido ser un punkie de la diagonal, o algún tipo de extranjero nómada en país desconocido.
Leve es la sensación que tengo de estar a medio camino, pero se hace recurrente en días así.
A pesar de parecer sociable soy jodidamente solitario, tanto que me sumerjo en mis propios pensamientos.
por algo solo hablo basura sobre basura y veo tanto contenido chatarra en internet.
Atiborro mis arterias de cualquier cosa que parezca popular, deseable, para finalmente caer en cuenta que no lo logro.
No sé si será una característica humana, pero envidio sanamente a quienes vienen del mundo de la luz y también a quienes ya asumen el infierno en la tierra. Yo por mientras camino por el centro de la calzada, como si de hacer equilibrio se tratase. Pero a diferencia de todos yo solo quiero caer hacia un lado, pero se hace imposible sin gravedad.

Sigo con mis versos entonces, sigo con mis canciones clásicas y hechos incomprendidos.
Al final del día ni yo logro entender el porque de mi vida.

martes, 10 de enero de 2017

Caprichos

No sé cual es la buena manera ni la mala manera de hacer las cosas.
Solo sé que me he esforzado en ser buena persona y buen amigo todo este tiempo.
Hoy pensaba mientras veía el anochecer que la noche en la ciudad siempre es más benévola cuando se es joven. Se puede escapar, se puede caminar hasta que el frío permita, o las ganas, o la falta de ellas quizás.
Algunas veces he salido sin planearlo en medio de las calles de Concepción y sin que nadie conocido me vea. Me siento invisible y a la vez omnipotente, tranquilo como nunca.
Es en las situaciones en que tengo que hablar o manifestarme en las que me empiezo a incomodar, a sentir solo, a desempeñar un personaje del tablero. A veces quisiera no tener que elegir las palabras y que al final las personas eligieran pensamientos aleatorios de mi mente y escucharan los que desearan. Definitivamente la paz estaría conmigo, con ustedes y con su espíritu.
Al final siempre vuelvo al mismo pensamiento: Recuerdo a mis padres y su esfuerzo, recuerdo a mi hermano y su oficio. Recuerdo mi casa levantada a pulso y encuentro que todo lo que suelto cuando no estudio es un capricho.


miércoles, 4 de enero de 2017

Agradecimientos

Es noble la actividad de agradecer, enaltece, sobretodo si nace desde lo más profundo.
Sentí como necesidad expresar una historia larga y confusa acerca de mi vida. Ahora estoy acompañado del sonido matinal del gallo de la vecina escribiendo estas secretas líneas.
Confieso de manera total que te debo haber salido del circulo de veneno el cual me intoxicaba.
Tu te preguntarás que hiciste, yo te responderé nada.
La verdad es que para mi solo eras una imagen, una ilusión que veía de vez en cuando. No sabía nada de ti y tu menos de mi, como ya lo he dicho poemas atrás.
Confieso de manera completamente sincera que quise saber de ti, quise darle forma al recuerdo, al repaso mental que hacía de las caras que veía.
Fuiste sin querer una luz en un túnel que no acababa nunca, encendiste un fuego que no sabía que podía destrozar la fortaleza en la cual me ahogaba, la prisión a la que me sometía.
Y no hablo de personas, ni hablo de cosas, hablo de situaciones. Situaciones que por propia voluntad soportaba.
Ahí estabas, silente, de rápido caminar, de serio semblante.
Luego escapé, como era de esperar.
Luego quise verte
Luego quise hacerte real.
No lo logré, quizás, no sé si de verdad lo intenté. Solo sé que la torpeza me alejó de ti indirectamente, pero ya está.
Quizás era una obsesión, y pido disculpas por haberte robado aquellas copias de tu existencia para guardarlas en mi mente. Ahora tengo todo más claro y tengo el alma tranquila.

Ya libre de ataduras simplemente cerrarlo todo con un gracias. De corazón.

6.

domingo, 1 de enero de 2017

Es inevitable pensar en la muerte sin pensar en la vida.

¿Que es la vida?
Me sorprendí a mi mismo sin reconocer mi casa, ni mi madre, ni mi hermano. Fue aproximadamente un minuto. Sentía que mi existencia era ínfima, como si la misma Gaia fuese quien se poseía de mi cuerpo.
Fui consciente del universo, de las galaxias, de los agujeros negros. Y no entendía quienes eran esas personas ni por qué estaba ahí.
Creo que hace mucho tiempo que no siento dolor. El dolor me hacía pensar solo en el momento, solo en la carnalidad.
Recuerdo cuando muchas veces me ocurría que sentía calambres teniendo sexo pero igual seguía. No importaba el universo, solo era un hombre, solo pensaba en mi cuerpo y en el cuerpo de la otra persona.
El dolor me inclina a una existencia humana, mientras que la indolencia me hacía sentirme dios. Por dos segundos. Por eso creo que no reconocía a nadie. Los dioses no tienen hermanos, ni hijos, ni casa, ni cara, ni palabras.

Hace mucho que vivo como un dios, pero desearía volver a ser humano.