lunes, 30 de enero de 2017

Adolescente

Cuando era pequeño me solía situar con cierta superioridad moral.
Era adolescente pero al parecer el cansancio hacía que mis hormonas no brotaran como lo hacían en mis compañeros. Después de todo dormir 3 horas al día no suele parecer sano.
Recuerdo muy bien que tenía una idea extraña de amor romántico, el cual como pueden adivinar nunca llegó en esas épocas.
Solía idealizar a las niñas que no conocía. Examinaba sus perfiles e idolatraba sus siluetas.
Las construía por su tono de voz y lo poco que sabía de ellas, me enamoraba de lo que yo creía que eran.
Mis compañeros solo hablaban del placer. Y yo solo vivía en la idea. Me sentía a gusto, me sentía superior. Aunque estaba solo. Y esos animales y bestias siempre tenían compañía.
Ahora soy todo lo que aborrecí en algún momento, pero perdura lo que me atormentaba en esa época. Aquella soledad indestructible, el caminar cabizbajo y la sombra sin figura.


domingo, 29 de enero de 2017

Ojos del salado

El placer está en psicopatear.
En ver cuando nadie te está viendo
En observar cuando nadie sabe que tus ojos existen
En ser una sombra que solo se ve de noche
En cubrirse con el manto del imaginar
Y quedarse con el hecho que de ese crimen
Nadie, absolutamente nadie te va a encontrar

jueves, 26 de enero de 2017

What wea

Hay veces en que siento una soledad abrumadora.
Tal como si hubiese debido ser un punkie de la diagonal, o algún tipo de extranjero nómada en país desconocido.
Leve es la sensación que tengo de estar a medio camino, pero se hace recurrente en días así.
A pesar de parecer sociable soy jodidamente solitario, tanto que me sumerjo en mis propios pensamientos.
por algo solo hablo basura sobre basura y veo tanto contenido chatarra en internet.
Atiborro mis arterias de cualquier cosa que parezca popular, deseable, para finalmente caer en cuenta que no lo logro.
No sé si será una característica humana, pero envidio sanamente a quienes vienen del mundo de la luz y también a quienes ya asumen el infierno en la tierra. Yo por mientras camino por el centro de la calzada, como si de hacer equilibrio se tratase. Pero a diferencia de todos yo solo quiero caer hacia un lado, pero se hace imposible sin gravedad.

Sigo con mis versos entonces, sigo con mis canciones clásicas y hechos incomprendidos.
Al final del día ni yo logro entender el porque de mi vida.

martes, 10 de enero de 2017

Caprichos

No sé cual es la buena manera ni la mala manera de hacer las cosas.
Solo sé que me he esforzado en ser buena persona y buen amigo todo este tiempo.
Hoy pensaba mientras veía el anochecer que la noche en la ciudad siempre es más benévola cuando se es joven. Se puede escapar, se puede caminar hasta que el frío permita, o las ganas, o la falta de ellas quizás.
Algunas veces he salido sin planearlo en medio de las calles de Concepción y sin que nadie conocido me vea. Me siento invisible y a la vez omnipotente, tranquilo como nunca.
Es en las situaciones en que tengo que hablar o manifestarme en las que me empiezo a incomodar, a sentir solo, a desempeñar un personaje del tablero. A veces quisiera no tener que elegir las palabras y que al final las personas eligieran pensamientos aleatorios de mi mente y escucharan los que desearan. Definitivamente la paz estaría conmigo, con ustedes y con su espíritu.
Al final siempre vuelvo al mismo pensamiento: Recuerdo a mis padres y su esfuerzo, recuerdo a mi hermano y su oficio. Recuerdo mi casa levantada a pulso y encuentro que todo lo que suelto cuando no estudio es un capricho.


miércoles, 4 de enero de 2017

Agradecimientos

Es noble la actividad de agradecer, enaltece, sobretodo si nace desde lo más profundo.
Sentí como necesidad expresar una historia larga y confusa acerca de mi vida. Ahora estoy acompañado del sonido matinal del gallo de la vecina escribiendo estas secretas líneas.
Confieso de manera total que te debo haber salido del circulo de veneno el cual me intoxicaba.
Tu te preguntarás que hiciste, yo te responderé nada.
La verdad es que para mi solo eras una imagen, una ilusión que veía de vez en cuando. No sabía nada de ti y tu menos de mi, como ya lo he dicho poemas atrás.
Confieso de manera completamente sincera que quise saber de ti, quise darle forma al recuerdo, al repaso mental que hacía de las caras que veía.
Fuiste sin querer una luz en un túnel que no acababa nunca, encendiste un fuego que no sabía que podía destrozar la fortaleza en la cual me ahogaba, la prisión a la que me sometía.
Y no hablo de personas, ni hablo de cosas, hablo de situaciones. Situaciones que por propia voluntad soportaba.
Ahí estabas, silente, de rápido caminar, de serio semblante.
Luego escapé, como era de esperar.
Luego quise verte
Luego quise hacerte real.
No lo logré, quizás, no sé si de verdad lo intenté. Solo sé que la torpeza me alejó de ti indirectamente, pero ya está.
Quizás era una obsesión, y pido disculpas por haberte robado aquellas copias de tu existencia para guardarlas en mi mente. Ahora tengo todo más claro y tengo el alma tranquila.

Ya libre de ataduras simplemente cerrarlo todo con un gracias. De corazón.

6.

domingo, 1 de enero de 2017

Es inevitable pensar en la muerte sin pensar en la vida.

¿Que es la vida?
Me sorprendí a mi mismo sin reconocer mi casa, ni mi madre, ni mi hermano. Fue aproximadamente un minuto. Sentía que mi existencia era ínfima, como si la misma Gaia fuese quien se poseía de mi cuerpo.
Fui consciente del universo, de las galaxias, de los agujeros negros. Y no entendía quienes eran esas personas ni por qué estaba ahí.
Creo que hace mucho tiempo que no siento dolor. El dolor me hacía pensar solo en el momento, solo en la carnalidad.
Recuerdo cuando muchas veces me ocurría que sentía calambres teniendo sexo pero igual seguía. No importaba el universo, solo era un hombre, solo pensaba en mi cuerpo y en el cuerpo de la otra persona.
El dolor me inclina a una existencia humana, mientras que la indolencia me hacía sentirme dios. Por dos segundos. Por eso creo que no reconocía a nadie. Los dioses no tienen hermanos, ni hijos, ni casa, ni cara, ni palabras.

Hace mucho que vivo como un dios, pero desearía volver a ser humano.